• Lávate las manos antes de ponerte o quitarte las lentes de contacto.
  • La mayoría de las lentes de contacto no se pueden usar para dormir. Si se duerme con ellas puestas puedes sufrir algunos problemas oculares ya que la córnea no recibe la cantidad de oxígeno suficiente.
  • Consulta siempre a tu óptico-optometrista para saber cuánto tiempo las puedes usar sin reemplazar.
  • Colócate las lentes de contacto siempre antes de maquillarte.
  • Se deben limpiar siempre con la solución desinfectante. Nunca las limpies con agua corriente o las humedezcas con la boca porque puede aumentar el riesgo de infecciones oculares.
  • Si sientes una irritación, enrojecimiento ocular, dolor, alta sensibilidad a la luz o visión borrosa, acude a ver a tu óptico-optometrista. 

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar